Post by Category : pensamiento holisitco

Lecciones de Vida Para el Desarrollo Personal…  0

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalEstimado/a amigo/a,

Hace un par de días mi hijo me dijo, “Una de mis metas de este año, mamá, es colaborar más contigo; otra, jugar más con mis juguetes manuales y menos con los electrónicos, y, por último,  ser más amable contigo”.

¡Wow! ¡Qué enseñanza me dio mi hijo! Lecciones de vida para el desarrollo personal. Me dejó reflexionando y producto de esa reflexión escribo esta entrada.

Yo creo que si alguien me hubiera preguntado cuál creía que fueran las metas de mi hijo hubiera dicho totalmente algo diferente, o tal vez no me lo hubiera imaginado. Sinceramente no se me habría ocurrido algo así. ¡Es un niño de 9 años! Seguramente hubiera pensado que desearía “ganarse” más juguetes o algo similar; sin embargo, él pensó en mí, en primer lugar, en verme o hacerme sentir feliz a través de su colaboración y buen trato, que aunque no lo dice expresamente, se puede deducir, ¿no lo crees?

Más allá de su pensamiento, siento que, como niño, vive la paz, la armonía, la felicidad, desde su propia felicidad de “dar”. Así vive en el Reino de los Cielos.

Casi siempre cuando hablamos de plantearnos metas pensamos en “lo exterior”… Remodelar la casa, tener un nuevo auto, adquirir muebles nuevos, cambiar o tener una nueva pareja, conseguir un nuevo trabajo, aumentar nuestros ingresos, aumentar el número de clientes, viajar, etc.

¿Cuántas veces nos ponemos como meta trabajar en nosotros mismos? ¿Cuántas veces decidimos ser mejores personas internamente para irradiar paz, amor, armonía, alegría, felicidad? ¿Cuántas veces cuando nos ponemos metas pensamos en el bienestar de los demás?

Yo siempre pienso que debemos aprender de los niños. En mi experiencia personal, mi hijo es y ha sido mi mejor maestro. Desde muy pequeño me ha dado lecciones de vida para el desarrollo personal, como la que te estoy compartiendo.

Lo cierto es que “lo exterior es reflejo de nuestro interior”. Si queremos que nuestro exterior sea positivo, armonioso, hermoso, lleno de amor y de abundancia, entonces necesitamos ponernos metas que nos permitan lograrlo, y esas metas necesitamos enfocarlas hacia nuestro interior, ya que ultimadamente, estamos aquí para hacer un trabajo interno y lograr la felicidad, ¿no es así?

Quiero invitarte a reflexionar. Quiero retarte a ponerte metas que te ayuden a reflejar en tu exterior lo que tanto anhelas.

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalBien decía Mahatma Gandhi, “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. De la misma forma, las Sagradas Escrituras nos dicen “Busca primero el Reino de Dios y todo lo demás llegará por añadidura”.

¿Dónde está el Reino de Dios? ¿Es acaso un lugar a donde podemos ir? Desde mi perspectiva y experiencia, el Reino de Dios está en nuestra conciencia, está en cada abrazo de paz que damos a nuestro semejante, y que recibimos; en cada palabra de aliento o de agradecimiento que expresamos y que recibimos; en cada mirada de compasión, entusiasmo y amor que ponemos ante los que nos rodean y que los demás ponen a nosotros. El Reino de dios no es un lugar, es un estado de Conciencia Superior.

¿No es acaso que se necesita hacer un trabajo interior para que esto pueda darse siempre en nuestra vida?

Para que haya un trabajo interior es necesario plantearse la meta de lograrlo, paso a paso, “una meta a la vez”, para evitar frustraciones e insatisfacciones. Estas son lecciones de vida para el desarrollo personal.

Siempre anhelamos tener lo mejor en nuestra vida. Quiero hacerte recordar, estimado/a amigo/a, que para tener hay que hacer y para hacer hay que ser. El que es amable internamente (no de la boca para afuera), actúa con amabilidad y recibe amabilidad. El que es paciente, actúa con paciencia, y recibe paciencia. El que es humilde de corazón (internamente), actúa como tal y recibe (u obtiene) ese mismo trato.

El que es sencillo, modesto, actúa con modestia, sin avaricia, y obtiene todo lo que necesita para vivir plácidamente. El que es laborioso, actúa con laboriosidad, con pasión, y se rodea de personas laboriosas que le ayudan a lograr sus objetivos. El que es casto, actúa con castidad y obtiene lealtad, fidelidad, una relación de pareja armoniosa y firme.

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalTe reto a que te pongas como meta SER… Ser más amable, Ser más laborioso, Ser más casto, Ser más paciente, Ser más modesto, etc. Una vez que determinas esto, por supuesto, concretizar tu estrategia para materializarlo.

La felicidad no está en el “tener más” sino en el “ser más”. Esa es mi vivencia. Enfocarnos en el “ser más…” nos da mayores satisfacciones en la existencia y nos permite, además, experimentar la vida.

“Os aseguro que si no cambias y hacéis como los niños, no entrareis en el reino de los cielos” Mateo 18:3. Cuanta sabiduría encierran estas palabras. Te desafío a actuar como niño/a, a hacer un trabajo interno, a ponerte metas para florecer tus virtudes, tus dones, tus talentos; y, que de esa manera, el 2015 sea un año de éxito en tu vida, en tu hogar, en tu negocio, en tu comunidad. Ponte como meta “Ser Más…” para convertirte en lo que quieres SER: ¡próspero y feliz!

Fortuna.

Master Coach con PNL
Tu Mentora de Vida y Negocios

Uso del Inconsciente con Conciencia  0

uso-del-inconsciente-con-concienciaEstimado/a amigo/a,

En el artículo anterior te mostraba lo que es el inconsciente y por qué necesitamos escucharlo. En esta ocasión profundizaré el tema del uso del inconsciente con conciencia por considerarlo de gran importancia.

Pero antes, me gustaría que veas que tanto la mente consciente como la mente inconsciente pertenecen al plano mental, un plano diferente al plano de la conciencia. El plano mental pertenece a lo humano, a lo terrenal, en tanto que el plano de la conciencia pertenece a lo divino.

La conciencia utiliza la mente inconsciente como vehículo de conexión entre la parte humana y la parte divina. De hecho, es a través de nuestro inconsciente que estamos conectados con Nuestro Supremo Creador. La conciencia, nuestra parte divina, nos envía mensajes a través de la mente inconsciente para nuestro bienestar, salud y felicidad.

Ahora bien, la mente consciente, como lo manifesté en mi anterior artículo, es aquella que piensa, la que razona, la que usa la lógica, en donde se desarrolla el intelecto, y las inteligencias lógico-matemática y lingüística. Esta mente consciente se relaciona con el lado izquierdo del cerebro.

La mente consciente nos conecta con el mundo terrenal a través de los sentidos, y estoy convencida que su función es apoyar a la mente inconsciente a cumplir su misión. Ella se alimenta de los cinco sentidos, es por ello que necesita ver, sentir y escuchar.

Por su parte, la mente inconsciente, es aquella que “no piensa”, no razona, es analógica, es de visión holística, y es donde se desarrolla la creatividad, los dones innatos, talentos, virtudes y otras inteligencias, tales como la intrapersonal, la social, la espacial, la musical, etc. Es también donde se utiliza los supra-sentidos, como el oído oculto, la clarividencia, la intuición, etc., y en donde se desarrolla ese gran sentimiento al que denominamos amor. Hablar de la mente inconsciente es hablar del uso del lado derecho del cerebro.

Estudios en el plano de la psicología nos revelan que el uso que damos de la mente consciente es tan solo de un 3~5 por ciento. En tanto que el de la mente inconsciente es de un 97~95 por ciento. ¿Te imaginas lo poderosa que es? De hecho, la mente inconsciente es la que gobierna nuestra vida en mayor medida según lo que almacenemos en ella; es por ello que necesitamos hacer uso del inconsciente con conciencia.

Al solo desarrollar las inteligencias lógico-matemática y lingüística estamos usando un porcentaje muy reducido de nuestro potencial, dejando a un lado las otras inteligencias, la creatividad y los dones naturales “al olvido”, trayendo como consecuencia la frustración e infelicidad en nuestra existencia.

Algunos opinan que la mente inconsciente es mucho más “lista” que la mente consciente. Por ejemplo, hay estudios que dicen que la mente consciente tiene una capacidad de procesamiento de unos 2.000 bits por segundo, por el contrario la mente inconsciente es capaz de procesar hasta 4.000.000.000.000 de bits por segundo (4 billones) o, dicho de otra manera, la mente inconsciente es capaz de procesar 2.000.000.000 millones de veces más bits por segundo que la mente consciente (espero no haberme equivocado con la división).

Independientemente de los ceros, lo que quiero decir es que nuestra mente inconsciente capta una vez y guarda toda la información que recibe en forma de circuitos neuronales, y sería como la “chica lista” de la clase; mientras que la mente consciente es como aquella chica que repite de clase; sin embargo, confiamos mucho más en los apuntes de la repetidora que de “la lista”.

Si bien nuestra mente inconsciente es la lista, es necesario que tengamos cuidado con lo que ella almacena, dado que “no razona”, “es literal” y tampoco no tiene “sentido del humor”, y te conducirá por la vida con lo que ella considere es lo mejor para ti, según su propio repertorio.

Lamentablemente, el mundo se ha convertido en un mundo “izquierdo”, en donde la escuela, institución importante de la sociedad, juega un rol muy importante al hacer hincapié en el uso del lado izquierdo del cerebro. Necesitamos que el mundo equilibre su uso del cerebro, necesitamos usar el lado derecho de nuestro cerebro, y hacer uso del inconsciente con conciencia.

Valoramos más lo que la gente dice desde el punto de vista meramente lingüístico pero no lo emocional (supra lingüístico) que viene de él/ella con el propósito de comprenderlo; es decir, sin considerar por qué dice lo que dice, qué pensamientos o sentimientos hay detrás de esas palabras o frases expresadas (Inteligencia social), y sin tener en cuenta de qué manera nosotros manejamos la recepción de sus palabras o frases (inteligencia intrapersonal).

Uno no se da cuenta de todo” -Roussseau. Yo agregaria, “uno se da cuenta de nada”.

Al hacer uso del inconsciente de manera consciente, podemos no solo vivir más sanos, sino también en paz y armonía con nosotros mismos y con los demás. Estoy segura que podríamos evitar las guerras, enfrentamientos, violencia, divorcios, etc.

Te pondré un ejemplo.

 Una persona que no ha desarrollado la inteligencia social desconoce, entre otras cosas, cómo comunicarse con los demás. Sin mala intención, transmite un mensaje “a su estilo”, utilizando un canal de comunicación y palabras inapropiadas para sus interlocutores. A su vez, los receptores del mensaje, que no han desarrollado la inteligencia intrapersonal, mal interpretan el mensaje recibido. Como consecuencia, se genera un sentimiento de antipatía, discordia, resentimiento, desarmonía, etc., con lo cual se deterioran sus relaciones.

Sabemos bien que no hay palabra mal dicha, sino mal interpretada. ¿De dónde viene la mala interpretación? De la mente lógica, egocéntrica, que está llena de juicios, valoraciones, creencias, instrucciones, quejas, sensaciones, etc.

Solemos pensar ante una palabra o frase que no nos gusta, “él/ella no me quiere, no le caigo bien, me odia, me quiere ver mal, etc.”, ¿no es verdad? Nunca pensamos o nos preguntamos, “qué está sintiendo él/ella para decir lo que dijo y de qué manera puedo ayudarle a sentirse mejor”…

Este es un escenario de la vida diaria, donde quiera que nos encontremos; en el hogar, en la escuela, en el centro laboral, de estudios, etc. ¡Cuántos divorcios, suicidios, guerras, etc., podrían evitarse! La mayoría de conflictos humanos se originan por la carencia de inteligencia intrapersonal y social. Es decir, por la falta de uso del lado derecho del cerebro.

¿Dónde aprendemos a desarrollar la inteligencia social? ¿Dónde a desarrollar la inteligencia intrapersonal? ¿Cómo aprendemos a desarrollar el amor, si vemos que se va perdiendo generación tras generación?

La escuela se enfoca en enseñarnos a leer y a escribir, principalmente. De hecho, el paso de un grado a otro se basa en qué tan bien podemos desarrollar operaciones matemáticas así como lingüísticas. ¿Te imaginas cómo sería el mundo si  la escuela evaluara a sus estudiantes por qué tan creativos son o qué tan buenas relaciones humanas desarrollan, o qué tanto crecimiento personal han desarrollado?

Es indudable que hemos hecho a un lado el uso del inconsciente con conciencia. Mas, mientras existamos, podemos hacer algo.

Ahora bien, quizás te estés preguntando si el inconsciente trabaja y cómo… El inconsciente trabaja pero a su libre albedrio, no bajo nuestro control, si cabe esta palabra. Es decir, nuestro inconsciente trabaja de manera “inconsciente”, valga la redundancia, y espero estarme haciendo entender.

Es por ello que necesitamos hacer uso del inconsciente con conciencia. ¿Qué significa esto? Significa que necesitamos volvernos menos analíticos, menos lógicos, menos razonativos, y dejar que nuestra creatividad se manifieste, que nuestros dones, talentos, virtudes y supra sentidos se desarrollen, que florezca el amor en nosotros.

Algo muy curioso que me gustaría mencionar aquí es que normalmente relacionamos el sentimiento del amor con el corazón; sin embargo, estudios científicos recientes revelan que el amor tiene como base el lado derecho del cerebro; es decir, que no sentimos con el corazón, sino con el cerebro.  ¿Qué piensas de ello?

La historia nos muestra cómo la lateralización del hemisferio cerebral izquierdo del mundo ha desarrollado violencia y guerras. Desde mi punto de vista, la actual crisis social es simplemente reflejo de esta lateralización.

Podemos ver cómo personas que a veces tienen muchos títulos académicos, una vasta instrucción, son muy intelectuales, pero analfabetos de sí mismos y sociales. Muchos de ellos son muy poco amables, o sociables, e incluso tienen dificultades para ser exitosos y felices. Hace muchos años atrás escuché que un estudio mostraba que estudiantes A o A+ en la escuela no eran necesariamente exitosos en la vida.

La historia, por su parte, nos cuenta que muchos que abandonaron la escuela desarrollaron su genialidad, como por ejemplo, Albert Einstein, a quien incluso se le consideró retardado mental.

Sé que existen personas que por naturaleza son “lógicas”, pero ello no significa que no puedan aprender a usar su inconsciente con conciencia.

De hecho, personalmente soy de este tipo de naturaleza. Sin embargo, he aprendido a meditar, a desarrollar mis supra-sentidos, y también estoy en el proceso de desarrollar mis otras inteligencias. Todo es cuestión de decisión y acción.

A través de la meditación podemos hacer uso del inconsciente con conciencia, así como también de otro tipo de prácticas holísticas como la de trabajo con los chacras, silenciar la mente consciente, estar en recuerdo de sí, disolución del ego, koan(es), mantras, descubrir quién eres y cuál es el propósito de tu vida y cumplirlo; o prácticas tan simples rutinarias como cepillarnos los dientes o peinarnos con la mano contraria a la que normalmente lo hacemos; tocar un instrumento musical, escuchar música clásica, danzar; o usar técnicas para desarrollar la creatividad sin pensar, etc.

¿Conoces tú alguna práctica adicional que te gustaría mencionar? Te invito a compartirla.

Usar nuestro inconsciente con conciencia y equilibrar el uso de nuestro cerebro nos permite ser más inteligentes, estar en armonía con nuestro ser interno, la naturaleza y los demás, y, con ello, en paz. Nos permite ver el mundo desde una óptica diferente, sin números ni letras, que nos conduce al bienestar, a la vida y a la felicidad.

Finalmente, el uso del inconsciente con conciencia nos conecta espiritualmente con Nuestro Supremo Creador, con Nuestro Padre, por lo que considero que esa es una de las razones principales para hacerlo.

Si no es para re-ligarnos con Él, ¿para qué entonces existimos?

Si lo que te he compartido a través de este artículo resuena en tus oídos, contáctame para darte una consulta gratuita de coaching con PNL, la herramienta más poderosa que puedes emplear hoy en día para hacer uso del inconsciente con conciencia. Nos vemos.

Fortuna.

Coach Internacional y Master Coach de Negocios con PNL

Hoy Quiero Invitarte a Ser Tu  0

hoy-quiero-invitarte-a-ser-tu

Ser feliz es gratis. No tener felicidad es costoso!

Estar feliz permite fluir tu energía y mantenerte saludable. Sentirte infeliz te acarrea enfermedad y curarte es muy costoso. ¿Lo habías pensado?

Para ser feliz simplemente basta con quitarse la máscara.

Es por ello que…

Hoy quiero invitarte a ser diferente. Hoy quiero invitarte a ser TÚ. Ya basta de hacer el ridículo. Es hora de ser quien realmente eres y de expresarlo.

Hoy quiero que extiendas tus brazos al cielo y que dances con libertad. Permite que tu energía se mueva y fluya.

Hoy quiero que uses tus manos para expandir tu amor. Es el momento de prepararte para recibir lo que mereces.

Hoy quiero que te digas a ti mismo/a lo grandioso que eres. Es hora de cambiar el libreto y dejar de hacer el papel equivocado.

Hoy quiero que veas lo simple que es decirle SI a la vida y a la felicidad.

Hoy quiero invitarte a disfrutar de tu existencia y de tu abundancia, porque aunque aún no te hayas dado cuenta tú estás colmado de abundancia dentro de ti. Es hora de compartirla.

Hoy quiero invitarte a dar el grito de libertad y expresar libremente desde lo más íntimo de tu ser que tú eres TÚ.

Hoy quiero simplemente que seas FELIZ y te dejes de mamarachadas!!! Hazlo. Solo te costará una sacudida.

 

Fortuna.

Coach Internacional y Master Coach de Negocios con PNL