Post by Category : espiritualidad

Tener Fe Te Permite Tener Una Vida Feliz  0

Sabes que tener fe permite tener una vida feliz?…

Unete a la conversacion.

 

Ahora que sabes que tener fe te permite tener una vida feliz, que vas a hacer para incrementar tu fe?

Dejame tu comentario.

Fortuna.

Lecciones de Vida Para el Desarrollo Personal…  0

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalEstimado/a amigo/a,

Hace un par de días mi hijo me dijo, “Una de mis metas de este año, mamá, es colaborar más contigo; otra, jugar más con mis juguetes manuales y menos con los electrónicos, y, por último,  ser más amable contigo”.

¡Wow! ¡Qué enseñanza me dio mi hijo! Lecciones de vida para el desarrollo personal. Me dejó reflexionando y producto de esa reflexión escribo esta entrada.

Yo creo que si alguien me hubiera preguntado cuál creía que fueran las metas de mi hijo hubiera dicho totalmente algo diferente, o tal vez no me lo hubiera imaginado. Sinceramente no se me habría ocurrido algo así. ¡Es un niño de 9 años! Seguramente hubiera pensado que desearía “ganarse” más juguetes o algo similar; sin embargo, él pensó en mí, en primer lugar, en verme o hacerme sentir feliz a través de su colaboración y buen trato, que aunque no lo dice expresamente, se puede deducir, ¿no lo crees?

Más allá de su pensamiento, siento que, como niño, vive la paz, la armonía, la felicidad, desde su propia felicidad de “dar”. Así vive en el Reino de los Cielos.

Casi siempre cuando hablamos de plantearnos metas pensamos en “lo exterior”… Remodelar la casa, tener un nuevo auto, adquirir muebles nuevos, cambiar o tener una nueva pareja, conseguir un nuevo trabajo, aumentar nuestros ingresos, aumentar el número de clientes, viajar, etc.

¿Cuántas veces nos ponemos como meta trabajar en nosotros mismos? ¿Cuántas veces decidimos ser mejores personas internamente para irradiar paz, amor, armonía, alegría, felicidad? ¿Cuántas veces cuando nos ponemos metas pensamos en el bienestar de los demás?

Yo siempre pienso que debemos aprender de los niños. En mi experiencia personal, mi hijo es y ha sido mi mejor maestro. Desde muy pequeño me ha dado lecciones de vida para el desarrollo personal, como la que te estoy compartiendo.

Lo cierto es que “lo exterior es reflejo de nuestro interior”. Si queremos que nuestro exterior sea positivo, armonioso, hermoso, lleno de amor y de abundancia, entonces necesitamos ponernos metas que nos permitan lograrlo, y esas metas necesitamos enfocarlas hacia nuestro interior, ya que ultimadamente, estamos aquí para hacer un trabajo interno y lograr la felicidad, ¿no es así?

Quiero invitarte a reflexionar. Quiero retarte a ponerte metas que te ayuden a reflejar en tu exterior lo que tanto anhelas.

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalBien decía Mahatma Gandhi, “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. De la misma forma, las Sagradas Escrituras nos dicen “Busca primero el Reino de Dios y todo lo demás llegará por añadidura”.

¿Dónde está el Reino de Dios? ¿Es acaso un lugar a donde podemos ir? Desde mi perspectiva y experiencia, el Reino de Dios está en nuestra conciencia, está en cada abrazo de paz que damos a nuestro semejante, y que recibimos; en cada palabra de aliento o de agradecimiento que expresamos y que recibimos; en cada mirada de compasión, entusiasmo y amor que ponemos ante los que nos rodean y que los demás ponen a nosotros. El Reino de dios no es un lugar, es un estado de Conciencia Superior.

¿No es acaso que se necesita hacer un trabajo interior para que esto pueda darse siempre en nuestra vida?

Para que haya un trabajo interior es necesario plantearse la meta de lograrlo, paso a paso, “una meta a la vez”, para evitar frustraciones e insatisfacciones. Estas son lecciones de vida para el desarrollo personal.

Siempre anhelamos tener lo mejor en nuestra vida. Quiero hacerte recordar, estimado/a amigo/a, que para tener hay que hacer y para hacer hay que ser. El que es amable internamente (no de la boca para afuera), actúa con amabilidad y recibe amabilidad. El que es paciente, actúa con paciencia, y recibe paciencia. El que es humilde de corazón (internamente), actúa como tal y recibe (u obtiene) ese mismo trato.

El que es sencillo, modesto, actúa con modestia, sin avaricia, y obtiene todo lo que necesita para vivir plácidamente. El que es laborioso, actúa con laboriosidad, con pasión, y se rodea de personas laboriosas que le ayudan a lograr sus objetivos. El que es casto, actúa con castidad y obtiene lealtad, fidelidad, una relación de pareja armoniosa y firme.

lecciones-de-vida-para-el-desarrollo-personalTe reto a que te pongas como meta SER… Ser más amable, Ser más laborioso, Ser más casto, Ser más paciente, Ser más modesto, etc. Una vez que determinas esto, por supuesto, concretizar tu estrategia para materializarlo.

La felicidad no está en el “tener más” sino en el “ser más”. Esa es mi vivencia. Enfocarnos en el “ser más…” nos da mayores satisfacciones en la existencia y nos permite, además, experimentar la vida.

“Os aseguro que si no cambias y hacéis como los niños, no entrareis en el reino de los cielos” Mateo 18:3. Cuanta sabiduría encierran estas palabras. Te desafío a actuar como niño/a, a hacer un trabajo interno, a ponerte metas para florecer tus virtudes, tus dones, tus talentos; y, que de esa manera, el 2015 sea un año de éxito en tu vida, en tu hogar, en tu negocio, en tu comunidad. Ponte como meta “Ser Más…” para convertirte en lo que quieres SER: ¡próspero y feliz!

Fortuna.

Master Coach con PNL
Tu Mentora de Vida y Negocios

El Mundo de la Mente y Su Poder Oculto  0

el-lenguaje-oculto-de-la-menteÚltimamente se habla mucho del poder de la mente. Suele usarse a la mente como herramienta de cambio y transformación personal.

Es sabido que necesitamos tener pensamientos,  sentimientos, emociones, palabras, acciones y hábitos positivos para cambiar nuestra realidad actual por la que queremos. Sin embargo, por lo general no nos damos cuenta de que lo que generalmente queremos lograr está muy lejos de la realización de nuestro SER.

Es por ello que en esta publicación me voy a referir al poder oculto que la mente ejerce sobre nosotros de una manera tan sutil, casi imperceptible, pero engañosa.

He comprendido que la mente es una herramienta poderosa; sin embargo, es una herramienta de doble filo. La usamos para CREAR y también para DESTRUIR.

Con nuestra mente podemos crear todo lo que podamos imaginar. Lo que no podemos imaginar es que a la par también nos auto destruimos. De hecho, así lo hacemos.

Puede sonar antagónico, y lo es. El mundo material, el mundo de la manifestación, es un mundo creado por la mente, desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, todo lo que nos circunda es creado por la mente humana. Incluso el nacimiento y la muerte son solo ideas de la mente. No son creados por nuestro SER. Pero es un mundo irreal.

Con el uso de la mente el hombre ha llegado a la luna… Sin embargo, por ese mismo uso, aún no ha podido llegar a sí mismo. ¡Qué contrariedad!

Todo lo que la mente crea es temporal, y, hasta cierto punto, limitado e ilusorio. Así lo siento yo. Está regido por el tiempo y el espacio. Es perecedero, no es real. Es decir, tiene un principio y un fin… es un círculo existencial, el círculo existencial del No-SER, el círculo existencial de la mente, del ego. Existir es diferente a vivir.

Un transbordador espacial es perecedero. Un auto, los alimentos que consumimos a diario, la información, el cuerpo humano. Nada es eterno, excepto la misma nada o el mismo todo. El absoluto. Y nosotros somos del absoluto, que es nuestra fuente de origen. Tomamos forma humana pero no somos la forma humana. Somos mucho más que ello.

La forma humana es regida por la mente, y tiene necesidades, por lo que necesita alimentarse. Si la mente no se alimenta del mundo tampoco produce para el mundo. La mente se alimenta de palabras, de sonidos, de formas, de imágenes, de color, de sabor, de olor…

Cuando creas algo, luego quieres crear otra cosa. Sientes la necesidad. Es la necesidad de la mente. El SER verdadero carece de ella, no tiene necesidades, no necesita alimentarse, solo manifestarse, y lo hace a través de los sentidos ocultos que se desarrollan en el mundo interno.

Si bien es cierto necesitamos emplear nuestra mente en este mundo tridimensional, también es necesario que tengamos en cuenta que no nos podemos dejar atrapar por ella. Por el contrario, necesitamos independizarnos de ella.

Es por ello que cuando meditamos y viajamos al mundo interior, que es donde habita nuestro ser verdadero y nos podemos encontrar a nosotros mismos, necesitamos silenciar la mente. De hecho, el no hacerlo, no nos permite viajar a este maravilloso mundo.

¿Sabes lo difícil que les resulta a la mayoría de personas silenciar su mente? Mientras tu mente esté activa, difícilmente podrás viajar a tu mundo interno, y con ello difícilmente podrás encontrar tu SER.

Es por ello que digo que nuestra mente es poderosa para crear y también para destruirnos. Ese el su poder oculto.

No podemos ser juez y parte. Somos de derecha o somos de izquierda. El amo o el sirviente.

Nuestro cuerpo se mueve por nuestra mente, y se mueve en la dirección que ella lo dirige. Nuestro SER no necesita ser puesto en movimiento porque ya está en movimiento, hoy, ahora y siempre.

En esta era mental en la que estamos viviendo hoy existe la falacia de que estamos dominando la mente. Lo que no vemos es que la mente, nuestra propia mente, nos está dominando y, lo que es peor, nos está destruyendo, apartándonos de quienes verdaderamente somos. Nos tiene envueltos en el mundo de la forma, y nos aleja del mundo espiritual.

Necesitamos volver a nuestro hogar, a nuestro mundo espiritual del cual venimos. Necesitamos ir a nuestro mundo interno. Necesitamos silenciar nuestra mente para que su poder oculto no pueda ser ejercido sobre nosotros.

Nuestro ser interno carece de necesidades, tal como lo he mencionado. El ES, vive, no tiene forma, abunda, es atemporal e ilimitado. Existe antes de nuestro nacimiento y después de nuestra muerte física. Él no necesita lo que la mente sí. No nos dejemos engañar. La mente nos mantiene en el mundo externo, nos aleja de nuestro SER.

Usemos nuestra mente para destruir las necesidades del cuerpo, más no para alimentarlas. En su lugar, despertemos nuestra conciencia y trabajemos por el disfrute del vivir.

Vivir trae consigo silenciar la mente y despertar la conciencia. Trae también consigo el amor. De allí que el primer mandamiento divino dice “Amar a Dios por sobre todas las cosas”… No se puede amar a Dios si se ama a la mente. Dios está en nuestro interior, no exterior.

Conciencia y mente son dos cosas totalmente diferentes. La conciencia es –por decirlo de alguna manera– la palabra de nuestro SER, aunque debo dejar bien claro que nuestro SER no necesita palabra alguna, nuestro SER es.

La conciencia se manifiesta a través del cuerpo-mente porque el cuerpo-mente existe. Sin haber cuerpo-mente, el SER no necesita expresarse porque ya está expresado. El SER, en ese sentido, se expresa a través de la conciencia.

Nuestro cuerpo físico es alimento y agua, materia transformada. Nuestro SER verdadero es la energía que da vida a la materia, algunos le llaman el Soplo Vital. Yo le llamo energía vital.

De hecho, esta misma energía es la misma que yace en un gorrión como en una flor, en un río como en un árbol, o en un pez como en una montaña. Esta energía es inherente a cualquier ser vivo, solo que a diferentes cantidades.

Es un gran avance que hayamos podido darnos cuenta de que podemos usar nuestra mente como herramienta de creación, transformación personal y supervivencia en este mundo físico. Pero en el mundo físico no está nuestra casa, por lo que necesitamos retornar. Necesitamos trascender permitiendo que se manifieste nuestra conciencia.

La mente crea imágenes, sonidos, conceptos, creencias, dogmas, títulos, miedos, etc. De eso se alimenta.

En este agitado mundo mental en el que estamos inmersos necesitamos entrar en armonía con nuestro SER. Cuando lo hacemos podemos calmarnos y encontrar la paz que tanto necesitamos. Mientras sigamos en la corriente que la mente nos conduce estaremos en un estado de autodestrucción. Estaremos olvidándonos de nosotros mismos.

Estar en el mundo de la mente nos mantiene en el mundo de la individualidad, en el cuerpo-mente, en el ego, y seguiremos en un proceso de autodestrucción.

Todos somos uno. Al acercarnos a nuestro SER, nos acercamos al SER de la humanidad.

Mente que crea es mente que destruye si nos quedamos sumergidos en su falsa realidad. Ese es el poder oculto de la mente.

Fortuna.

Nuestro SER no tiene necesidades. Mientras más cerca estés de él, menos deseos tienes. Tu único anhelo es llegar a él.

El Poder Espiritual de la Palabra Humana  0

el poder espiritual de la palabra humanaPalabras colmadas de sinceridad, convicción, fe e intuición, actúan como bombas vibratorias altamente explosivas, cuyo estallido desintegra las rocas de las dificultades, operando la transformación deseada.

Evitad pronunciar palabras desagradables, aun cuando se refieran a hechos verídicos. Cuando, ante un conflicto, repetimos afirmaciones sinceras, con plena comprensión, sentimiento y determinación, éstas atraen infaliblemente la ayuda de la Omnipresente Fuerza Cósmica Vibratoria. Apelad a dicho Poder con confianza infinita, desechando toda duda; de otro modo la flecha de vuestra atención errará el blanco.

Una vez que hayáis sembrado en la tierra de la Conciencia Cósmica las semillas de vuestras oraciones, no las excavéis a menudo, con el objeto de comprobar si han germinado o no… Concededles a las fuerzas divinas la oportunidad de operar ininterrumpidamente.

Tomado del ebook Afirmaciones Cientificas para la Curacion, de Paramahamsa Yogananda.

Fortuna.
Mentora Holistica y Espiritual.