Post by Category : salud y bienestar

Como Enfocarse Para Disfrutar Una Vida Feliz  0

Si te pregunas como enfocarse para disfrutar una vida feliz, en este video en vivo encontraras respuesta.

Miralo, unete a la conversacion y recuerda compartirlo.

 

 

 

Ahora que ya sabes como enfocarse para disfrutar una vida feliz, permiteme preguntarte, estas listo/a para dar los pasos?

Quieres que sea tu mentora para guiarte paso a paso? Da clic aqui.

Beneficios de tener Actitud Positiva  0

Tener actitud positiva te da muchos beneficios. En este video te los comparto.

Disfrutalo y recuerda dejarme tu comentario.

 

 

Ahora que ya has conocido algunos beneficios de tener actitud positiva, cual va a ser tu actitud ahora?

Fortuna

Tu Mentora y Coach

Consecuencias Emocionales de Amamantar o No Amamantar a Tu Bebe  0

consecuencias-de-amamantar-o-no-amamantar-a-un-bebeSiempre hemos escuchado que amamantar a tu bebe es sumamente importante desde el punto de vista nutricional…

En esta ocasión hablaré un poquito acerca de las consecuencias emocionales que se generan en el niño/adulto cuando es amamantado o no lo es.

En primer lugar, cuando la madre amamanta a su bebe se produce una conexión muy íntima entre ellos. Conexión que repercutirá durante toda la vida.

Cuando un bebe es amamantado siente la experiencia de la intensidad del placer que se da en el cuerpo, hasta terminar exhausto con cada amamantada, lo cual en etapas posteriores de la vida se traducirá en Amarse a Sí Mismo o Saber Recibir Amor.

¿Sabes que hay muchas personas que no saben amarse a sí mismas así como también hay personas que no saben recibir amor?

Basta con mirar a nuestro alrededor y nos daremos cuenta de esta realidad. Tal vez tú estés experimentando algo similar…

¿Sabes que el ser humano aprende a expresar y a recibir amor de sus progenitores?

Efectivamente, el ser humano aprende a expresar amor hacia sí mismo/a de su progenitor del mismo sexo y a recibir amor del progenitor del sexo opuesto.

Así, la niña, aprende a amarse a través de la relación que tuvo con su madre. El niño, aprende a recibir amor a través de la relación que tuvo con su madre.

Esta relación se empieza a dar desde las dos semanas de gestación y se  hace más palpable desde el momento de ser amamantado.

¿Puedes ver ahora las consecuencias de amamantar o no a un bebe?

Cuando un bebe es amamantado crece acorde con el reloj cardiaco de su madre, es decir, crece con la sintonía del amor que su madre le transmitió. ¡Qué sabia la naturaleza!, verdad?

Con cada acercamiento hacia la madre, caricia, mirada, y sentir del palpitar materno se crea un lazo que perdurará eternamente.

En el caso contrario, el bebe que es aislado de la madre y puesto en cunas, sillitas, cochecitos, centros de cuidado infantil, etc., crece al ritmo de su propio reloj, como pueda, y se acostumbra al vacío, a la soledad, a la pasividad, a la dureza, al desamor.

¿Te suena familiar?

El bebe que no es amamantado aprende solo a reptar, gatear, caminar, correr… no aprende a expresar/recibir amor, que es lo más valioso en la vida de un ser humano.

Un bebe que no es amamantado por su madre sufre la herida del abandono, lo cual afecta en su “hacer” y “tener”… (De esto hablaré más en otra publicación).

 “Prefiero estar solo/a” es la frase preferida de una persona que sufre de esta herida, y por lo general tiene el papel de victima, lo cual repercute en sus relaciones interpersonales, productividad profesional o empresarial, etc.

¿Tienes alguna idea ahora de donde proviene esta frase?

La sociedad actual está palpando las consecuencias de no amamantar a un bebe de generaciones previas… la falta de amor.

La buena noticia es que con coaching con PNL se puede cambiar esta experiencia.

Sin embargo, como dice Frederick Douglas… “es mas facil construir niños fuertes que reparar hombres quebrados”, ¿no lo crees?

Si eres una mujer embarazada o tienes un bebe, amamantar o no a tu bebe es tu propia decisión. Sin embargo, ahora que has visto las consecuencias emocionales de amamantar o no amamantar a tu bebe, te invito a la reflexión sobre este tema… ¿Con que amamantarás a tu bebe? ¿Con amor o con soledad?

Fortuna.
Master Coach con PNL

Saber Perdonar es Saber Amarse a Uno Mismo  0

saber-perdonar-es-saber-amarse-a-uno-mismoEstimado/a Amigo/a,

Perdonar es sumamente importante para tener buena salud y ser feliz. Algunos dicen que saber perdonar es de sabios, otros, dicen que es de valientes. Personalmente, creo que saber perdonar es saber amarse a uno mismo, para luego, empezar a amar a los demás. Te lo explicaré en este artículo.

He oído decir en muchas ocasiones “ya lo he perdonado, pero no puedo verlo”, o, “ya lo perdoné pero no me olvido de lo que me hizo”, o, “aunque la perdone, nada volverá a ser como antes”, etc., etc., etc. ¿Te suena familiar?

Tal vez en este momento estés atravesando por una situación en la que necesitas perdonar y liberarte de esa carga pesada y lo intentas pero no logras conseguirlo…

En este artículo quiero compartir contigo una perspectiva sobre este tema con el afán de ayudarte a tomar conciencia de cómo saber perdonar es imprescindible para tener salud y felicidad. Además, para cumplir la ley divina, de amar al prójimo como a uno mismo.

Quiero empezar partiendo de la premisa “Quien sabe amar, sabe perdonar. Quien perdona, ama de verdad”. Además, quiero también invitarte a tomar en cuenta estas dos consideraciones: el amor y el saber perdonar vienen de nuestra esencia divina; el no perdonar, viene del ego. El amor nunca produce dolor; el ego, sí.

Ahora quiero que veas lo siguiente. El ego se manifiesta a través de la mente… te hace ver lo que “te hicieron” una y otra vez, te hace sentir lo que “viviste” una y otra vez, y te hace escuchar lo que te “dijeron” una y otra vez. ¿Verdad?

Es decir, es tu propia mente la que te lleva a “recordar” todo lo experimentado y no tu ser interno o tu conciencia.

Ahora, me gustaría que pienses en el proceso: tu ego controla tu mente. Tu ego es el conjunto de manifestaciones psicológicas indeseables, como la ira, el orgullo, el odio, etc. El ego, al ponerte las imágenes, las sensaciones, o las palabras mencionadas, te hace crear pensamientos que luego se convierten en sentimientos y/o emociones, luego estás se convierten en estrategias mentales, es decir, tu mente dice “te odio”’ “te detesto”. “eres un/una tal por cual”, “no quiero verte nunca más”, “no me interesa tu amistad”, etc. Ante estas estrategias mentales, tu conducta o tu comportamiento es de indiferencia, de desaire, de animadversión, de antipatía, de víctima, etc. ¿Cuál es tu resultado? Dolor, sufrimiento, enfermedad, e, incluso, la muerte.

Fíjate bien, que todo esto pasa en ti… en tu mente (pensamientos) y luego en tu corazón (sentimientos), y luego en todo tu cuerpo (estrategias mentales y comportamiento). No en la de la persona que no perdonas.

El hecho de que tu mente está gobernada por tu ego te hace sentir ira, enojo, orgullo, rencor, odio, y todo ese conjunto de sentimientos o emociones tóxicas que a lo único que te conducen es a la enfermedad e infelicidad. ¿Me sigues?

Ahora continuemos con el proceso.

Tú quieres liberarte. Te sientes mal, sientes que necesitas eliminar el rencor o el resentimiento que llevas dentro, ya que no te sirve para ser feliz; sino, por el contrario, solo te hace sentir infelicidad. Es tu ser interior, tu sabiduría divina o tu conciencia la que se manifiesta, y dices “de corazón te perdono”. ¿No es así? Y piensas que ya te liberaste…

Sin embargo, pronto ves a esa persona e inmediatamente empiezas a “recordar” lo que te hizo, vuelves a sentir nudos en el estómago, e incluso a recordar palabras que fueron y vinieron. Y nuevamente, empieza el círculo vicioso del resentimiento. Aunque en apariencia tú has perdonado, la realidad es que no lo has hecho, ya que cuando hay un verdadero perdón ya no vuelves a “vivir” lo experimentado. Mientras lo sigas sintiendo, tu perdón ha sido solo de palabra, no real.

¿Qué ha sucedido?

Aunque te suene extraño, lo que ha sucedido es que has perdonado con el corazón.

¿Qué significa esto?

Significa que el ciclo del resentimiento no empieza en el corazón, sino en la mente. Es allí donde se encuentra la raíz de la situación. Eso trae como consecuencia que al perdonar con el corazón no estás haciendo un verdadero o total perdón, sino un perdón irreal o parcial.

El verdadero perdón es aquel que se hace desde la mente, no desde el corazón. ¿Sorprendido?

Me imagino que te debes haber quedado con la boca abierta. Yo también me quedé sorprendida al conocer esto, y por ello te lo comparto, para que sepas perdonar, tu vida cambie, tengas salud y seas feliz.

 De hecho, al perdonar con la mente podemos generar sentimientos y emociones positivas que nos ayudarán a sentirnos bien, sanos y felices. Recuerda esto: Los sentimientos se derivan de los pensamientos. Si nuestros pensamientos son de ira, de odio, de rencor, los sentimientos o emociones también lo serán. Por el contrario, si nuestros pensamientos son de alegría, de amor, de agradecimiento, nuestros sentimientos o emociones también lo serán, y tendremos salud, bienestar y felicidad. La pregunta es, ¿Qué sentimientos quieres tener tú?

Quizás ahora puedas ver que mientras se está viviendo con el rencor o el resentimiento no hay cabida para el amor. Lo peor de todo es que el rencor y el resentimiento nos producen enfermedad…

Ahora bien, cuando hablo de resentimiento, no solo me refiero a lo que has vivido en los últimos dos o tres años de tu vida. En realidad, me refiero a todas las experiencias no digeridas apropiadamente desde que te encontrabas en el vientre materno, es decir desde las dos semanas de gestación.

Todas las experiencias vividas desde ese momento están guardadas en nuestra neurología. Como mencioné en un artículo anterior, nuestro cerebro guarda todas nuestras experiencias en forma de circuitos neuronales. Esos circuitos son activados por la mente y sabotean nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra felicidad.

Esto generalmente se hace en un proceso totalmente inconsciente, es por ello que muchas veces aunque no recordamos los eventos, guardamos resentimientos, y actuamos de una forma o de otra que no es la más apropiada, sin darnos cuenta.

Así, por ejemplo, supongamos que de niño viviste una mala experiencia con las personas que te criaron que te dejó un sabor amargo. Aparentemente lo olvidaste al trascurrir de los años; sin embargo, tu cerebro lo tiene registrado, y tu mente generará el mismo sabor amargo cada vez que active el circuito neuronal archivado. Ese sabor amargo, puede convertirse en gastritis, problemas de colesterol, diabetes, hipertensión arterial, etc.

Asimismo, ese sabor amargo se puede convertir en un tumor o en el peor de los casos en cáncer. Así es. El cáncer es una enfermedad causada por el resentimiento. La biogenética ha demostrado que las denominadas enfermedades degenerativas tienen una causa emocional, esa emoción (negativa) en el caso del cáncer es el resentimiento.

Para saber perdonar, por tanto, necesitamos realizar un trabajo mental; es decir, necesitamos cambiar los circuitos neuronales que activan experiencias vividas. Esa es la manera de lograr que después de perdonar a alguien sientas amor por ese alguien al verlo, y no lo vivido anteriormente.

Sentirás amor porque tu ego ya no tendrá ninguna vía para expresarse, ya que al cambiar los circuitos neuronales, cambias la vía de manifestación del ego, y nace, en su lugar, una nueva vía dirigida por la conciencia o tu sabiduría divina o ser interior, de la cual emana solo amor, ese amor va hacia ti mismo primero y luego hacia los demás. ¿No te parece maravilloso? Se cumple el mandamiento divino.

Lo que trato de ilustrarte es que saber perdonar es un trabajo mental que te conduce a amarte a ti mismo. No se puede realizar un perdón verdadero sin hacer cambios en nuestra neurología o circuitos neuronales. No hay un verdadero perdón en donde no fluya el amor. Como dije al inicio, saber perdonar es saber amarse a uno mismo.

Seguramente te debes estar preguntando, ¿Cómo hago este cambio, verdad? Bueno, en PNL existe una técnica muy efectiva para hacer un verdadero perdón, y como coach internacional con PNL certificada, me dará muchísimo gusto colaborar contigo en la aplicación de esta poderosa técnica.

Así que si tú quieres ver los beneficios que te traerán el saber perdonar, aquí está tu oportunidad. ¿Estás listo/a para empezar? Contáctame.

Fortuna.
Coach Internacional con PNL.

Que es el Inconsciente y Por Que Necesitamos Escucharlo  0

que es el inconsciente y por que necesitamos escucharloEstimado Amigo/a,

En este artículo voy a tratar de responder de la mejor forma posible la pregunta qué es el inconsciente y por qué necesitamos escucharlo.

Para empezar, quiero decirte que existen dos tipos de mente, la mente consciente y la mente inconsciente. La parte consciente es la que piensa, la que analiza y usa la lógica y está relacionada con la parte izquierda del cerebro.

Al hablar del inconsciente me refiero a la parte mental analógica, a la que no analiza, a la que “no piensa” y la que guarda todas nuestras experiencias existenciales. Suele decirse que el inconsciente es como una caja de Pandora, en él se encuentra todos nuestros recuerdos, vivencias, etc., y está relacionada con la parte derecha del cerebro.

Ahora bien, más allá de estas definiciones “lógicas” y sin el afán de filosofar, desde mi punto de vista, el inconsciente es el vehículo que utiliza nuestra parte divina para comunicarse con nosotros. Es decir, el inconsciente es una herramienta de nuestro SER divino con autonomía y sabiduría propia.

El inconsciente controla nuestras reacciones instintivas así como también el funcionamiento de nuestros órganos principales. Él hace que nuestro corazón lata, que nuestro estómago digiera, y que nuestros pulmones inhalen el aire y lo exhalen.

Por tanto, nuestro inconsciente es verdaderamente super valioso en nuestra vida. De hecho, él se encarga de nuestra supervivencia. Nos alerta enviándonos mensajes intuitivos, así como también se comunica con nosotros a diario a través de nuestros sueños.

Nuestro inconsciente quiere que estemos bien y que cumplamos nuestra misión. Esa es su misión. Por eso está continuamente enviándonos mensajes para que nos mantengamos en el camino y tengamos bienestar.

Es por ello que necesitamos escuchar a nuestro inconsciente. Necesitamos prestar oídos a sus mensajes, ya que ellos están destinados a evitarnos pasar malos ratos, tanto en nuestras relaciones como en la salud o en cualquier otra área existencial.

Las llamadas “corazonadas” son mensajes de nuestro inconsciente para ponernos alertas ante algún peligro o eventualidad. Asimismo, los dolores físicos que sentimos en el cuerpo, como por ejemplo una migraña, una gastritis, etc., todos estos son mensajes de nuestro inconsciente, de nuestra sabiduría divina que algo que estamos haciendo no es conveniente para nuestro bienestar.

Los sueños e incluso pesadillas son mensajes metafóricos que nos revelan nuestra realidad existencial con el propósito de que hagamos cambios.

Cuando nuestra vida no está yendo en la dirección apropiada, nuestro inconsciente nos alerta para que hagamos los cambios necesarios. Lamentablemente, la mayoría de las veces, por ignorancia, principalmente, hacemos caso omiso a sus mensajes. Por lo general, matamos al mensajero.

Te ilustraré para una mejor comprensión.

Cuando sentimos un dolor, ¿Qué hacemos por lo regular? Tomamos un calmante, ¿no es así? El dolor es el mensajero, el calmante es el aniquilador del mensajero.

Por ejemplo, supongamos que alguien tiene una gastritis. ¿Cómo se ha ido desarrollando? De hecho, una gastritis no fue gastritis desde un inicio. ¿Sabes cómo empezó? ¿Qué hizo la persona al respecto?

La mayoría de las veces los seres humanos solemos actuar de la siguiente manera:

El inconsciente envía una señal (dolor) y se alivia el dolor tomando una pastilla. El dolor es un síntoma, no es la causa del problema. Dado que el calmante evita sentir dolor, se continúa haciendo lo que causa el dolor, pero la persona no lo siente porque está tomando la pastilla, lo cual agudiza el problema.

Ante esta actitud, el inconsciente le envía un mensaje más fuerte, tal vez un cólico o algunas otras “molestias”. Ante esta situación, toma otra pastilla más fuerte para “que le calme”. Sin embargo, el problema se sigue acrecentando cada vez más y más. Las “molestias” se calman temporalmente pero el problema se sigue agrandando. Pasa un tiempo, el diagnóstico es ahora una gastritis, y se usa un aniquilador más fuerte.

Dado que las molestias no desaparecen realmente, solo se deja de sentirlas por los calmantes, el siguiente diagnostico podría ser una úlcera, o, tal vez un cáncer. ¿Cáncer? “Pero si yo me he cuidado toda la vida”, dirá el paciente”.

Sí y no. Desde el punto de vista de la medicina tradicional, se cuidó tomando medicina. Sin embargo, desde el punto de vista holístico, ese paciente nunca se cuidó; por el contrario, siempre hizo todo lo posible para enfermarse. Nunca escuchó a su inconsciente, aniquiló a sus mensajeros que le estaban alertando de la situación equivocada en que existía, y siguió haciéndolo sin tomar conciencia de ello.

Sé que esto puede sonarte bastante fuerte, y en verdad lo es, y además es muy triste. Sin embargo, es tan real como los hospitales llenos de personas que necesitan “ser curadas”.

La sabia naturaleza nos ha dado la herramienta para curarnos a nosotros mismos. Lamentablemente, hacemos oídos sordos. Dicen las Sagradas Escrituras… “Dichosos los que tienen oídos para oír” […] porque de ellos será el Reino de los Cielos; es decir, ellos gozarán de salud, felicidad y vida eterna.

Debido a que la medicina desde la época de Descartes, descartó (valga la redundancia) el enfoque holístico y consideró solo el aspecto físico, se dejó a un lado el aspecto emocional e incluso espiritual en los asuntos de la salud, haciendo caso omiso a los mensajes de nuestro inconsciente.

Claro está que si Descartes no hubiera concluido como concluyó en sus investigaciones, otra hubiera sido la manera de curarnos. Pero como yo siempre digo, lo que tiene que pasar, tiene que pasar. Así que lo único que nos queda es a partir de ahora aprender a escuchar a nuestro inconsciente para poder obtener la salud, la vida y la felicidad. Es por ello que decidí escribir este artículo.

Hoy en día la nueva ciencia ha demostrado que el 85 por ciento de las enfermedades que son degenerativas (cáncer, diabetes, artritis, estreñimiento, etc.) tienen una causa emocional/espiritual, por lo que no se debe tratar las dolencias del cuerpo solamente desde el punto de vista físico, ya que no se está atacando la raíz del problema, ni haciendo una curación real; por el contrario, se le está agudizando.

Esta información es reservada y solo unos cuantos tienen acceso a ella, ya que va en contra de los intereses de los monopolios farmacéuticos.

Siento que mi misión moral como coach con PNL y además por experiencia propia es compartírtela. Nadie mejor que nuestro propio inconsciente sabe lo que necesitamos cambiar. Al escucharlo podemos descubrir el camino equivocado por el que estamos andando y, por libre albedrío, tomar la decisión de hacer los cambios necesarios, con lo cual nos evitaríamos enfermedades e infelicidad, que no son otra cosa que mensajes aniquilados de nuestro propio inconsciente.

Ojo, quiero que se me interprete adecuadamente. Estoy a favor de una cura real, verdadera y permanente. No estoy en contra de la medicina tradicional. Si es necesaria, hay que utilizarla.

Ahora que ya sabes qué es el inconsciente y por qué necesitamos escucharlo, es necesario que prestes atención a tus sueños, a tu intuición, a tu cuerpo. ¿Qué te dice? ¿Te duele algo? ¿Con qué frecuencia? ¿Son dolores recurrentes?

Luego, te recomiendo examinar tus pensamientos, tus sentimientos y emociones, así como tus acciones y reacciones. Descubre la relación que existe entre tus “dolores” y tu paradigma mental. Te sorprenderás. No aniquiles al mensajero, utilízalo para obtener lo que anhelas.

Recuerda que el inconsciente nos envía mensajes a través del cuerpo, a través de los sueños, y a través de nuestra intuición. Te recomiendo prestar atención a lo que tu inconsciente te está diciendo, te darás cuenta lo maravillosa que es nuestra manifestación divina. Como mencioné anteriormente, el inconsciente nos envía mensajes para nuestra supervivencia, nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra felicidad. Es eso lo que tú quieres tener, ¿verdad?

Si estás listo/a para dejarte guiar por tu inconsciente para lograr tus metas, tanto en lo personal como empresarial, contáctame para darte una consulta gratuita. Nos vemos.

Fortuna.
Coach Internacional y Master Coach de Negocios con PNL

Cual es la Causa del Bullying – Una Mirada a la Raíz  0

la-causa-del-bullyingEl mes de octubre ha sido designado como el mes de Prevención del Bullying. En diferentes medios de comunicación social se insta a “no quedarse callado” ante una situación de este tipo.

Es por ello que he decidido, con el afán de dar un aporte, emitir mi opinión con respecto a la causa del bullying ya que considero que es una situación social que nos atañe a todos y no solo a los estudiantes de escuela, donde mayormente se manifiesta, dando una mirada a la raíz.

Antes de continuar con mi punto de vista me gustaría mencionar que, en términos generales, el bullying es, según Wikipedia,…

“Acoso físico, verbal o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros.”

Es decir, el bullying es maltrato físico y/o psicológico deliberado y constante que recibe un niño o niña por parte de otro compañero u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo. El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima.

Ante este acoso o maltrato algunos estudiantes que no saben cómo protegerse o actuar desarrollan ideas suicidas, algunos, incluso, las han cometido.

El bullying va desde empujones, patadas, agresiones con objetos; Insultos y apodos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, que es el más habitual, minar la autoestima del individuo y fomentar su sensación de temor, pretender aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

Ahora bien, una escena de bullying escolar, por lo general, tiene tres personajes: el agresor, el agredido y los espectadores.

El agresor es la persona que agrede directamente. Es un ser humano con un comportamiento “no normal”, con falta de empatía y, desde mi punto de vista, con una o varias heridas muy profundas en el alma. Es, podría decirse, un enfermo del alma, como hay muchos seres humanos en el mundo.

El agredido, por su parte, es la persona que recibe la agresión. Es un ser humano también con un comportamiento “no normal”, por lo general, con falta de confianza en sí mismo y/o en sus padres, también con heridas en el alma que los llevan al silencio, y, a veces, al suicidio. En muchos casos, incluso, los agredidos son personas con situaciones especiales (retardo mental, autismo, etc.), lo cual complica aún las cosas.

Los espectadores, son los que de una u otra forma apoyan al agresor, muchas veces formando parte de la agresión; otras simplemente callando o actuando con indiferencia. Considero que también tienen heridas en el alma, por ello se convierten en apoyadores.

Cabe mencionar aquí la ley que dice “lo semejante atrae a lo semejante”… Las personas que se juntan entre sí lo hacen inconscientemente por atracción, ya sea porque comparten intereses, gustos, comportamientos, rasgos de personalidad o expectativas similares.

Las personas que apoyan al agresor en una situación de bullying se unen inconscientemente a él por semejanza; es decir, existe algún rasgo o característica similar entre ellos. Menciono esto para tomar en cuenta que el agresor, por lo general, no actúa solo, por lo que, en realidad, en términos prácticos, no existe un solo agresor, sino varios. El que agrede directamente y los que lo apoyan de una u otra forma.

El agresor, por lo general, es la cabeza de grupo y quiere ser reconocido como tal. En su afán de demostrar su poder asume una conducta distorsionada que refleja su interior herido.

¿A qué me refiero con su “interior herido”? Me refiero a que tiene una herida en el alma, una herida muy profunda que le hace ver la agresión como un mecanismo de autodefensa o desahogo.

El agredido, por su parte mantiene silencio aparentemente por temor o miedo; sin embargo, en muchos casos, mantener el papel de víctima o aguantar el dolor de la agresión es provocado por una herida que tiene en el alma. Es decir, realmente no es el temor o miedo lo que lo hace callar o aguantar, sino una situación interna en él/ella, lo cual, por supuesto, es totalmente inconsciente.

Me parece preciso mencionar aquí que todo conflicto interpersonal tiene una causa intrapersonal. En una situación de bullying tanto el que agrede como el agredido están en un conflicto interpersonal, en donde ambos están asumiendo papeles de los cuales no son conscientes, debido a un conflicto intrapersonal, que considero es donde se encuentra la causa del bullying.

Recuerda que el bullying es una situación deliberada continua. Si un estudiante (en el caso del bullying escolar) agrede a otro por primera vez, lo normal es que el agredido comente este hecho con su maestra, sus padres o hermanos mayores o con alguna persona mayor. Si el estudiante no lo hace, entonces, aunque suene absurdo, y conscientemente rechace esta situación, inconscientemente la acepta, sea por una situación de masoquismo o de enmascaramiento de algún otro tipo, lo cual refleja también una herida interna, una herida en su alma.

No hay agresor sin haber agredido; así como no hay agredido sin haber agresor. Si queremos parar el bullying es necesario que ambos personajes desaparezcan. Mientras haya uno, el otro también aparecerá.

Por tanto, esperar solamente que los niños agredidos hablen no es la solución real ni total a la causa del bullying.  Muchos no lo harán. Tampoco solo señalar al agresor y castigarlo. La violencia engendra más violencia.

la-causa-del-bullyingDe hecho, esto no resuelve la situación de raíz, la empeora. Se necesita ir más allá. Se necesita reconocer que esta situación va más allá de un problema de conducta. Necesitamos ver y aceptar qué si hay niños bullying, hay padres bullying. Si hay padres bullying, hay familias bullying. Si hay familias bullying, hay sociedad bullying. Si hay sociedad bullying, hay gobierno bullying.

Para mí, el bullying es reflejo de la falta de amor que hay en el mundo. No es una situación aislada de algunos muchachos con problemas de conducta. Claro que no. La causa es mucho más profunda.

Es el reflejo de las heridas en el alma que no son curadas. Curando las heridas que hay en el alma, se podrá eliminar de raíz esta situación que cada vez cobra más fuerza, se podrá eliminar la causa del bullying.

¿Cómo se genera una herida en el alma?

Dado que este no es un artículo referido a las heridas del alma, brevemente diré que, por lo general, se generan en la niñez o infancia (incluso desde las dos semanas de gestación en el vientre materno), y se puede generar de varias maneras, como por ejemplo, cada vez que un padre o madre le dice a su hijo o hija “eres un tonto”, “eres un burro”, “todo lo haces mal”, “no sirves para nada”, “estoy harta de ti”, “ojala no hubieras nacido”, “no te quiero”, “por culpa tuya mi vida es un infierno”, “no tengo tiempo”, “eres el hazme reír de la escuela”, “eres un llorón”, etc.; o cuando le hace una promesa y no se la cumple, el niño se vuelve controlador; déspota; o cuando lo castiga físicamente o injustamente;  o cuando lo rechaza, no le dedica tiempo, no le da afecto, no lo respeta, no lo elogia, lo humilla frente a otros, etc.

Con profundo pesar muy a menudo escucho a padres o abuelas decirles a los niños por la mañana antes de entrar a la escuela… “en la noche te voy a matar (castigar)”, “deja de correr o te rompo la cara”…

¿Puedes ver claramente que una herida en el alma refleja la falta de amor en el niño o niña, o en el estudiante? Lo peor de todo es que un niño o niña con heridas en el alma será un adulto con heridas en el alma y muy probablemente sin éxito en la vida. Sentirá frustración e insatisfacción y procreará niños con heridas en el alma. Es un círculo vicioso.

Sé que esto puede sonar muy fuerte, y de hecho lo es; sin embargo, es la cruda realidad. Es la verdadera raíz del problema. Por ello, siento la necesidad de hacer un llamado a una profunda y consciente reflexión en este punto. Si queremos darle un alto al bullying, necesitamos darle un arrancón a la raíz.

Por otro lado, es imprescindible considerar el hecho de que el comportamiento de los niños es reflejo del comportamiento de los padres. ¿Lo sabías? Los hijos son como los padres son. Si eres padre/madre probablemente ya lo hayas notado.

Si tú observas a un niño o niña jugando, veras cómo repite el comportamiento de sus padres. Los niños, comúnmente, repiten conductas que ven en casa y con las que crecen y ven como normales. Así, si un niño ve continuamente a su padre maltratar a su madre, el niño está aprendiendo esa conducta y la repetirá, ya que la toma como normal. Si la niña ve que su madre es sumisa, la niña repetirá esta conducta.

Si un niño o niña ve a su padre o madre cómo se comporta con otras personas, él/ella repetirá las mismas palabras, las mismas actitudes y el mismo comportamiento.

Es necesario tomar esto en cuenta. Los niños aprenden de sus padres o de quienes los crían y repiten sus paradigmas mentales y sus conductas.

¿De dónde crees tú que los niños dicen “eres una p… a sus compañeras, o, “eres un retardado’, o, “eres una vaca negra” o todas esas palabras o frases cargadas de odio, humillación o resentimiento?

Como mencioné anteriormente, la situación del bullying en la escuela no es un hecho aislado de la sociedad. Vivimos en un ambiente bullying por todos lados: en el ámbito gubernamental, laboral, social, familiar, individual. Si queremos una sociedad libre de bullying entonces es imprescindible que todos hagamos una introspección y detectemos qué herida tenemos y cuanto amor estamos dando o dejando de dar, ya que de ello dependerá que el bullying tome más fuerza o se debilite.

La solución al problema del bullying, desde mi punto de vista, no está solo en que el agredido “hable” o que el agresor sea “castigado”. Está en que sanemos las heridas del alma y en dar más amor a nuestros hijos, nietos, sobrinos, estudiantes, y a nuestros semejantes.

Sin importar si tienes un hijo/a agredido/a o agresor o no, esta situación nos atañe a todos. Te invito a que hagamos una real Prevención del Bullying. Eliminemos la causa del bullying.

Fortuna.
Coach Internacional con PNL

no-al-bullying

Como Me Liberé de la Fibromialgia  0

mujer-felizTal como escribí en un artículo que publiqué en uno de mis blogs personales, fui diagnosticada con la condición llamada fibromialgia.

En esa publicación decía que tener esta condición me llevaba a reflexionar… y en ese sentido, dado que toda reflexión nos produce resultados positivos, llamaba a la fibromialgia mi amiga. Y hoy, a pesar de que ya está lejos de mí la sigo considerando como tal, ya que gracias a su presencia pude descubrir paradigmas mentales inimaginables que tenía y de los que no era consciente y que me hacian actuar en contra de mi propio bienestar
.

En abril del 2014, después de ver a mi doctora, y de escucharla decir una vez más que tenía un cuadro agudo de fibromialgia, me propuse encontrar “mi propia cura”.

Años atrás cuando me la diagnosticaron por primera vez, la doctora me dijo que no tenía cura. La doctora que me estaba atendiendo ahora quería hacerme un tratamiento con antidepresivos, una idea que no me agradaba para nada.

Empecé a preguntarme a mí misma en repetidas veces qué era lo que me estaba provocando esta condición. Le pedí a Nuestro Padre Celestial que me iluminara para encontrar la respuesta. Tal es así que empecé a buscar información para conocer un poco más… quería saber cuáles eran las probables causas y con ello encontrar las circunstancias que a mí me las producían.

Leí que el estrés podría ser una de las posibles causas así como también un accidente. De pronto tuve una pista. Sentí que la idea del accidente me llevaría a encontrar la solución. Era como encontrar la punta de la madeja, y poco a poco empecé a hilar un cabo con otro.

Recordé que muchos años atrás tuve un accidente y que me golpeé la espalda y me dí cuenta que era allí donde se iniciaba mi dolor irradiándose al resto del cuerpo. Fue un gran avance. Sin embargo, mi intuición me decía que había algo más.

Me pregunté entonces qué relación había entre este dolor y mi existencia. El dolor en la espalda está relacionado con el soporte o más bien diría con la carencia de soporte… Durante varios días me preguntaba la relación que había entre la aparición del dolor y las circunstancias que vivía.

De pronto fue como que apareció una luz. Pude observar mi conducta en esas circunstancias y la relación con el dolor… Fue increíble. Pude ver la manera en que había estado actuando  por efecto de mis paradigmas mentales.

Fue entonces cuando verdaderamente empecé a descubrir qué había detrás del dolor que sentía. Pude darme cuenta la relación que había entre mi dolor de espalda, la carencia de soporte y ¡mis paradigmas mentales!

dolor-fibromialgia

Así es. Poco a poco se levantó el telón para dejarme ver los paradigmas que me tenían atada al dolor y al sufrimiento sin ser consciente de ellos. Fue un gran descubrimiento.

Inmediatamente me dije a mi misma “Voy a cambiar estos paradigmas” y empecé a crear unos nuevos y en ese momento sentí como por arte de magia que el dolor y todo el malestar que sentía se desapareció.

Tal vez tú puedes pensar que estoy exagerando; sin embargo, la experiencia que tuve es que el dolor se desapareció de manera inmediata, como si hubiera sido tocada con una varita mágica.

¡Lloré de felicidad! ¡Me sentía libre! ¡No tenía dolor! Un dolor que estuvo acampanándome por mucho tiempo y que se estaba agudizando cada vez más y más. Un dolor que me tumbaba a la cama y un malestar que me hacía sentir totalmente abatida.

¡Cuántos paradigmas tenemos de los cuales no somos conscientes y que nos tienen atrapados en el dolor y en el sufrimiento!

Esta es una experiencia real que te la comparto para que te inspire a reflexionar que tú también puedes retirar de tu vida toda condición física que te aflige en el momento en que tú lo decidas. Si se tiene fe todo es posible.

Así como yo me he podido quitar esta condición de mi vida y ahora me siento más tranquila, más feliz y más segura de mi misma, tú también lo puedes lograr.

Quizás te estés diciendo “yo no soy coach”. Ella se ha mejorado porque es coach y sabe qué hacer.

Es cierto esto, yo sé qué hacer. Sin embargo, ser coach no es lo que me ha permitido eliminar esta condición. Creo que lo que me ha llevado a lograrlo es la firme decisión de hacer un cambio y la actitud de hacerlo. Porque al inicio empecé viendo la parte física, luego fui a la parte mental, y cuando acepté los paradigmas que tenía y que eran los que estaban detrás del dolor que tenía, fue entonces cuando se produjo la magia. No antes. Este proceso me tomó varios días, incluso unas cuantas semanas.

Creer que lo pude lograr porque soy coach es como creer que un médico se puede curar porque es médico.

Yo creo que cualquier persona se puede curar de una sintomatología física siempre y cuando ella decida hacerlo y haga lo que tenga que hacer para lograrlo.

Está demostrado que el 85 por ciento de padecimientos físicos llamados degenerativos tienen como origen el estrés y detrás de éste está la actitud mental, los paradigmas mentales. Romper los paradigmas es como abrir las puertas de la liberación… ¡Tu liberación!

Como coach personal de vida con PNL puedo colaborar contigo a través de un programa de coaching personal con PNL guiándote en un proceso de cambio. Puedo ayudarte a descubrir tus propios paradigmas y a cambiarlos para que te liberes del dolor y sufrimiento que aquejan tu vida, tal como yo he eliminado la condición llamada fibromialgia. También puedo guiarte para que saques tus propios recursos internos y manejes tu vida sin estresarte.

Si esto resuena en tus oídos, contáctame.

Fortuna.