Posts for Tag : como tener felicidad

Cómo Tomar Control de Tu Vida  0

como tomar control de tu vidaEstimado/a amigo/a,

¿Estás buscando la manera de tomar control de tu vida? En esta publicación compartiré contigo una perspectiva que estoy segura que te va a ser muy útil.

Me gustaría empezar diciéndote que una ley física nos dice que todo lo que entra tiene que salir. Y todo lo que sale deja un espacio para algo nuevo. Esa es también la ley de la vida.

Seguramente habrás notado que todo en el universo está en movimiento y en constante cambio. De hecho, sabemos que la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma y lo hace continuamente. Así, una semilla se transforma en un frondoso árbol. Cuando colocas una semilla en la tierra, la semilla deja de serlo y se transforma en una fuente de nutrientes que, a su vez, permite el crecimiento y desarrollo de la planta.

Un embrión, por su parte, deja de ser embrión para convertirse en un hermoso ser vivo. Un niño se transforma en un adulto a través de un proceso de transformación y cambio. El niño deja de ser niño para convertirse en un adolescente y luego en un joven y después en un adulto.

Un pensamiento, a su vez, se convierte en la realidad que seas capaz de imaginar y vivenciar. Una relación afectiva o una relación de enamoramiento se convierte en noviazgo y luego en matrimonio. Una idea de negocio se convierte en una fuente de ingresos…

Si la materia se transforma y cambia constantemente, ¿por qué los seres humanos no habríamos de hacerlo?

¿Por qué nos empecinamos en ir en contra de las leyes universales tratando de quedarnos estáticos aferrándonos a aquello que no nos permite desarrollarnos ni crecer ni vivir?

La existencia es como un embrión que va transformándose hasta convertirse en VIDA a través de los “toma” y “dame” que nos toca experimentar. En estos “toma” y “dame” están imbuidos los procesos de transformación y cambio.

La existencia nos acerca a personas y situaciones y luego “nos las quita” o las aleja de nosotros con un propósito definido: continuar con nuestro desarrollo o hacernos crecer como humanos y darnos VIDA. Nada es estático, todo se mueve, todo cambia.

¿Te has dado cuenta que cuando algo se ha ido de tu existencia ha venido algo nuevo a ti? Cuando niño, tal vez te quedaste sin un juguete pero luego otro ocupó su espacio. De joven, tal vez un compañero desapareció de tu lado pero otro ocupó su lugar. De adulto, tal vez “perdiste” a una persona amada y luego vino otra a ocupar su lugar. O, en el área laboral, tal vez perdiste un empleo pero apareció otro. O perdiste algunas ganancias en un negocio pero luego obtuviste otras en uno diferente.

Nuestra existencia es un continuo “toma-dame”. Ese “toma-dame” es la esencia del continuo cambio. El universo nos da y nosotros se lo devolvemos, queramos o no, así es la ley de la vida.

Para tomar control de nuestra vida, necesitamos tomar conciencia de que nada es eterno ni nada nos pertenece excepto nuestra propia experiencia.

También necesitamos tomar conciencia de que necesitamos aprender a recibir y a dar como muestra de agradecimiento.

Muchas veces no sabemos recibir, no queremos llenar el “espacio vacío”. Otras veces, no sabemos dar; es decir, no queremos aceptar que se cree el “espacio vacío” y nos aferramos a las cosas, personas o situaciones, y actuamos en contra de nuestro propio crecimiento personal y de nuestra propia vida, tanto a nivel material como emocional y espiritual.

Si una persona “entró” a nuestra vida, esa persona también saldrá de nuestra vida en el momento que sea el oportuno para que otra pueda llegar. Si una situación llegó a nuestra vida, ella va a desaparecer en el momento en que sea el oportuno para dar lugar a otra situación que nos hará desarrollarnos como seres humanos y vivir.

Esto se puede apreciar de manera práctica cada vez que limpias tu closet. Al desocuparlo, queda espacio para que nuevos vestidos o trajes ocupen ese lugar. De esa manera siempre tienes “ropa nueva”.

Todo es temporal en el mundo en que vivimos, y cada persona, cosa o evento que nos llega es para dar el paso que nos toca dar o para la lección que nos toca recibir, y trascender.

Cuando vemos a la existencia de esta manera y no nos aferramos al mundo terrenal o a las cosas, personas o situaciones, sino que dejamos que todo fluya, es decir que el “toma-dame” se dé de manera fluida y natural, entonces permitimos que fluya la energía y aprendemos a VIVIR. Al fluir la energía, fluye la vida. Esa es mi experiencia personal. Así es como tú también puedes tomar control de tu vida.

Cuando nos aferramos a las cosas, personas o situaciones actuamos como niños pequeños que se aferran a un juguete y no lo quieren soltar… De esa manera mantenemos actitudes y conductas tóxicas que nos enferman y nos conducen a la infelicidad y muerte. Es decir, a no vivir.

Existir es diferente a vivir. Vivir es existir conscientemente. Es aceptar que todo es temporal y cambiante. Es disfrutar al máximo esa experiencia en el momento presente.

Aprender a vivir es aprender a dejar lo bueno para recibir lo mejor. Cuando no te sientes feliz con una relación, una carrera, un trabajo, o un negocio no te apasiona, entonces no forma parte de tu vida y necesitas dejarlo ir. Necesitas crear el espacio vacio para que sea ocupado por lo que te hará feliz.

Sé que muchas personas padecen para dejar ir lo que no es parte de su VIDA. Sufren mucho y luego se enferman. Pero es necesario hacerlo si quieres tomar control de tu vida y ser feliz. Quizás este sea tu caso. De corazón te digo que vivir es hermoso cuando te permites a ti mismo fluir, fluir, fluir…

¿Sientes que estás aferrado a una relación tóxica, a una carrera que no te satisface, a un trabajo que no te gusta o a un negocio que no te apasiona? ¿Ves que solo existes pero no vives? ¿Quieres empezar a vivir? ¡Necesitas tomar control de tu vida! ¡Necesitas hacer un cambio!

Agradece por lo que has recibido en su debido momento y atrévete a soltar lo que no forma parte de tu vida. Deja ir lo que te impide fluir. ¡Anímate a experimentar el proceso de cambio!

Como coach internacional con PNL puedo ayudarte en tu proceso de cambio. Si estás listo para recibir la ayuda y convertir tu existencia en una experiencia de vida agradable, contáctame. Me dará mucho gusto oír de ti. ¡Atrévete a tomar el control de tu vida! Clic Aquí Ahora.

Fortuna.

Coach Internacional de Vida y Master Coach de Negocios con PNL

Que es el Inconsciente y Por Que Necesitamos Escucharlo  0

que es el inconsciente y por que necesitamos escucharloEstimado Amigo/a,

En este artículo voy a tratar de responder de la mejor forma posible la pregunta qué es el inconsciente y por qué necesitamos escucharlo.

Para empezar, quiero decirte que existen dos tipos de mente, la mente consciente y la mente inconsciente. La parte consciente es la que piensa, la que analiza y usa la lógica y está relacionada con la parte izquierda del cerebro.

Al hablar del inconsciente me refiero a la parte mental analógica, a la que no analiza, a la que “no piensa” y la que guarda todas nuestras experiencias existenciales. Suele decirse que el inconsciente es como una caja de Pandora, en él se encuentra todos nuestros recuerdos, vivencias, etc., y está relacionada con la parte derecha del cerebro.

Ahora bien, más allá de estas definiciones “lógicas” y sin el afán de filosofar, desde mi punto de vista, el inconsciente es el vehículo que utiliza nuestra parte divina para comunicarse con nosotros. Es decir, el inconsciente es una herramienta de nuestro SER divino con autonomía y sabiduría propia.

El inconsciente controla nuestras reacciones instintivas así como también el funcionamiento de nuestros órganos principales. Él hace que nuestro corazón lata, que nuestro estómago digiera, y que nuestros pulmones inhalen el aire y lo exhalen.

Por tanto, nuestro inconsciente es verdaderamente super valioso en nuestra vida. De hecho, él se encarga de nuestra supervivencia. Nos alerta enviándonos mensajes intuitivos, así como también se comunica con nosotros a diario a través de nuestros sueños.

Nuestro inconsciente quiere que estemos bien y que cumplamos nuestra misión. Esa es su misión. Por eso está continuamente enviándonos mensajes para que nos mantengamos en el camino y tengamos bienestar.

Es por ello que necesitamos escuchar a nuestro inconsciente. Necesitamos prestar oídos a sus mensajes, ya que ellos están destinados a evitarnos pasar malos ratos, tanto en nuestras relaciones como en la salud o en cualquier otra área existencial.

Las llamadas “corazonadas” son mensajes de nuestro inconsciente para ponernos alertas ante algún peligro o eventualidad. Asimismo, los dolores físicos que sentimos en el cuerpo, como por ejemplo una migraña, una gastritis, etc., todos estos son mensajes de nuestro inconsciente, de nuestra sabiduría divina que algo que estamos haciendo no es conveniente para nuestro bienestar.

Los sueños e incluso pesadillas son mensajes metafóricos que nos revelan nuestra realidad existencial con el propósito de que hagamos cambios.

Cuando nuestra vida no está yendo en la dirección apropiada, nuestro inconsciente nos alerta para que hagamos los cambios necesarios. Lamentablemente, la mayoría de las veces, por ignorancia, principalmente, hacemos caso omiso a sus mensajes. Por lo general, matamos al mensajero.

Te ilustraré para una mejor comprensión.

Cuando sentimos un dolor, ¿Qué hacemos por lo regular? Tomamos un calmante, ¿no es así? El dolor es el mensajero, el calmante es el aniquilador del mensajero.

Por ejemplo, supongamos que alguien tiene una gastritis. ¿Cómo se ha ido desarrollando? De hecho, una gastritis no fue gastritis desde un inicio. ¿Sabes cómo empezó? ¿Qué hizo la persona al respecto?

La mayoría de las veces los seres humanos solemos actuar de la siguiente manera:

El inconsciente envía una señal (dolor) y se alivia el dolor tomando una pastilla. El dolor es un síntoma, no es la causa del problema. Dado que el calmante evita sentir dolor, se continúa haciendo lo que causa el dolor, pero la persona no lo siente porque está tomando la pastilla, lo cual agudiza el problema.

Ante esta actitud, el inconsciente le envía un mensaje más fuerte, tal vez un cólico o algunas otras “molestias”. Ante esta situación, toma otra pastilla más fuerte para “que le calme”. Sin embargo, el problema se sigue acrecentando cada vez más y más. Las “molestias” se calman temporalmente pero el problema se sigue agrandando. Pasa un tiempo, el diagnóstico es ahora una gastritis, y se usa un aniquilador más fuerte.

Dado que las molestias no desaparecen realmente, solo se deja de sentirlas por los calmantes, el siguiente diagnostico podría ser una úlcera, o, tal vez un cáncer. ¿Cáncer? “Pero si yo me he cuidado toda la vida”, dirá el paciente”.

Sí y no. Desde el punto de vista de la medicina tradicional, se cuidó tomando medicina. Sin embargo, desde el punto de vista holístico, ese paciente nunca se cuidó; por el contrario, siempre hizo todo lo posible para enfermarse. Nunca escuchó a su inconsciente, aniquiló a sus mensajeros que le estaban alertando de la situación equivocada en que existía, y siguió haciéndolo sin tomar conciencia de ello.

Sé que esto puede sonarte bastante fuerte, y en verdad lo es, y además es muy triste. Sin embargo, es tan real como los hospitales llenos de personas que necesitan “ser curadas”.

La sabia naturaleza nos ha dado la herramienta para curarnos a nosotros mismos. Lamentablemente, hacemos oídos sordos. Dicen las Sagradas Escrituras… “Dichosos los que tienen oídos para oír” […] porque de ellos será el Reino de los Cielos; es decir, ellos gozarán de salud, felicidad y vida eterna.

Debido a que la medicina desde la época de Descartes, descartó (valga la redundancia) el enfoque holístico y consideró solo el aspecto físico, se dejó a un lado el aspecto emocional e incluso espiritual en los asuntos de la salud, haciendo caso omiso a los mensajes de nuestro inconsciente.

Claro está que si Descartes no hubiera concluido como concluyó en sus investigaciones, otra hubiera sido la manera de curarnos. Pero como yo siempre digo, lo que tiene que pasar, tiene que pasar. Así que lo único que nos queda es a partir de ahora aprender a escuchar a nuestro inconsciente para poder obtener la salud, la vida y la felicidad. Es por ello que decidí escribir este artículo.

Hoy en día la nueva ciencia ha demostrado que el 85 por ciento de las enfermedades que son degenerativas (cáncer, diabetes, artritis, estreñimiento, etc.) tienen una causa emocional/espiritual, por lo que no se debe tratar las dolencias del cuerpo solamente desde el punto de vista físico, ya que no se está atacando la raíz del problema, ni haciendo una curación real; por el contrario, se le está agudizando.

Esta información es reservada y solo unos cuantos tienen acceso a ella, ya que va en contra de los intereses de los monopolios farmacéuticos.

Siento que mi misión moral como coach con PNL y además por experiencia propia es compartírtela. Nadie mejor que nuestro propio inconsciente sabe lo que necesitamos cambiar. Al escucharlo podemos descubrir el camino equivocado por el que estamos andando y, por libre albedrío, tomar la decisión de hacer los cambios necesarios, con lo cual nos evitaríamos enfermedades e infelicidad, que no son otra cosa que mensajes aniquilados de nuestro propio inconsciente.

Ojo, quiero que se me interprete adecuadamente. Estoy a favor de una cura real, verdadera y permanente. No estoy en contra de la medicina tradicional. Si es necesaria, hay que utilizarla.

Ahora que ya sabes qué es el inconsciente y por qué necesitamos escucharlo, es necesario que prestes atención a tus sueños, a tu intuición, a tu cuerpo. ¿Qué te dice? ¿Te duele algo? ¿Con qué frecuencia? ¿Son dolores recurrentes?

Luego, te recomiendo examinar tus pensamientos, tus sentimientos y emociones, así como tus acciones y reacciones. Descubre la relación que existe entre tus “dolores” y tu paradigma mental. Te sorprenderás. No aniquiles al mensajero, utilízalo para obtener lo que anhelas.

Recuerda que el inconsciente nos envía mensajes a través del cuerpo, a través de los sueños, y a través de nuestra intuición. Te recomiendo prestar atención a lo que tu inconsciente te está diciendo, te darás cuenta lo maravillosa que es nuestra manifestación divina. Como mencioné anteriormente, el inconsciente nos envía mensajes para nuestra supervivencia, nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra felicidad. Es eso lo que tú quieres tener, ¿verdad?

Si estás listo/a para dejarte guiar por tu inconsciente para lograr tus metas, tanto en lo personal como empresarial, contáctame para darte una consulta gratuita. Nos vemos.

Fortuna.
Coach Internacional y Master Coach de Negocios con PNL